Masonería y Religión

La Masonería no es una religión, ni tampoco pretende erigirse en sustituto de la misma. Si esto fuera así, podrían distinguirse en la Orden elementos propios y característicos de las religiones conocidas.

La Orden jamás ha planteado como búsqueda de ninguno de los miembros su conversión o su redención espiritual (…)

Obra masónica hallada durante las etapas de excavación de la nueva terminal de la — Rochester Genesee Regional Transportation Authority — .

La existencia de un Dios al cual adorar y rendir culto, el reconocimiento de un esquema de aprobación o reproche de nuestros actos a partir de una estructura dogmática, la imposición de preceptos reconocidos como verdades universales incuestionables, una doctrina cosmológica e histórica que haga entendible a la persona ordinaria los designios divinos y su misteriosa voluntad, la presentación al individuo de una existencia futura idílica a la cual se accedería por la observancia de aquellos preceptos, son algunos de los aspectos que identifican a las religiones institucionalizadas.

Nada de ello se encuentra en el ámbito de la Masonería. La Orden jamás ha planteado como búsqueda de ninguno de los miembros su conversión o su redención espiritual, no reconoce un “Dios masónico” ni propone — mucho menos impone — una definición de Dios, tampoco adhiere a preceptos dogmáticos incuestionables de alcance general a modo de verdades reveladas. Por el contrario, estimula a los iniciados en la búsqueda de la Verdad por medio del ejercicio de la inteligencia y la razón, mediante el estudio de su doctrina simbólica, filosófica y ritual. Reconoce como símbolo fundamental al Gran Arquitecto del Universo, el cual representa para el Masón la causa primera, el Ser Supremo e ideal, su propia trascendencia. En el plano moral, la observancia de la tolerancia mutua, la fraternidad y el respeto por la libertad, la dignidad y la igualdad de todas las personas, se establecen como ejes fundamentales. Así, la Orden no establece una doctrina moral de salvación, sino un código de conducta que haga a los hombres dignos e íntegros, y que a partir de sus actos individuales, mejoren su entorno.

En el ámbito de la Masonería todas las ideas, esquemas y estructuras pueden ser puestos en duda, refutados, analizados. En nuestro seno pueden analizarse todas las corrientes de pensamiento a través del debate ilustrado, el desarrollo del pensamiento original, de la imaginación y de la investigación profunda y objetiva. No se busca con ello la destrucción o el cuestionamiento vacío, sino la construcción intelectual, moral y espiritual del individuo, lo cual redundará inevitablemente en la humanidad toda.

--

--

Respetable Logia Libertad Creadora N° 57

El 22/04/2022, durante la Ceremonia de refundación de la Masonería Italiana en Argentina, la Logia Libertad Creadora N° 57 de La Plata -levantó Columnas -.